La estrategia de Kodak para volver del olvido

Nacionales 12 de enero Por
Fue la histórica reina de la fotografía y casi quiebra. Por qué ahora lanza su propia criptomoneda
Antigua-Cmara-Kodak-Instantnea-En-Muy-Buen-Estado-20161115042035

Pasa siempre, es un clásico. Cada vez que un speaker en un evento de negocios habla del problema de no saber adaptarse a tiempo a los cambios, o cuando algún gurú de la tan mentada "transformación digital" se refiere a "empresas fallidas", aparece el nombre de Kodak.

Es que Eastman Kodak Company, un verdadero gigante de la fotografía que fue número 1 en ventas del sector por décadas y hasta inventó la cámara digital, no supo aggiornarse y perdió. Se aferró al histórico rollo de fotos -que lanzó al mercado y permitió que la fotografía se convirtiera en un fenómeno de masas- y no vio, o no quiso ver, en realidad, cómo el mundo en el que había cimentado su poderío dejaba de existir casi de un momento a otro. Tan errónea fue su estrategia frente al mundo digital que estuvo al borde de quebrar por una deuda de 6.700 millones de dólares. Al final, quedó reducida casi a su mínima expresión.

Una verdadera historia de fracaso corporativo que ahora podría revertirse. ¿Cómo? De la mano del bitcoin. Sí, Kodak también se sube a la movida "cripto".

Hace pocas horas la empresa anunció su propia moneda digital destinada a la fotografía: KodakCoin. La respuesta del mercado fue tan positiva como instantánea: sus devaluadas acciones subieron más de 110%.

La idea detrás del anuncio es ayudar a los fotógrafos y agencias a controlar mejor los derechos de sus trabajos y a gestionar sus derechos de imagen. Para eso usará blockchain -la cadena de bloques que da vida a bitcoin, una suerte de gran base de registro de datos, cifrada e inalterable- que gestionará por medio de KODAKOne. La plataforma, que desarrolló en conjunto con la empresa Wenn Digital, registrará cada trabajo, que se podrá cobrar con la nueva criptomoneda, y rastreará usos indebidos.

"Para muchos en la industria tecnológica, 'blockchain' y 'criptomonedas' son palabras de moda, pero para los fotógrafos que han luchado por ejercer control sobre su trabajo y cómo se usa, estas palabras son la clave para resolver lo que parecía un problema imposible de resolver", aseguró Jeff Clarke, CEO de Kodak.

Pero eso no es todo. Además, lanzó una máquina para "minar bitcoins". Se trata de KashMiner, un "aparato" similar en tamaño a una batería de auto, con un procesador potente y un ventilador que garantiza aire fresco para evitar cortes por calentamiento.

El plan de negocios para este producto ya causó polémica en las redes. Quienes lo compren tendrán que desembolsar unos USD 3.400 por un "alquiler" por dos años. Kodak asegura que en ese tiempo se puede minar bitcoins por unos USD 9.000 (con un gasto energético equivalente a tener prendido un secador de pelo todo el día). Eso sí, la compañía se queda por con la mitad de lo generado. Las críticas también llovieron porque los cálculos de ganancias están hechos con un precio de bitcoin de unos USD 14.000 y si hay algo que es casi imposible de predecir con el volátil bitcoin es, justamente, su precio.

Una más para cerrar la estrategia "cripto". Kodak también anunció que a fines de enero lanzará su propio ICO, Initial Coin Offering u oferta inicial de moneda; una suerte de IPO, pero que apunta a conseguir dinero en el mercado para financiar proyectos vinculados a cibermonedas.

La empresa nació en 1880 y, a lo largo de su historia, se posicionó como el inventor de la fotografía moderna y uno de los principales fabricantes de film para cine. Brownie e Instamatic, entre otros hits, son sus cámaras emblemáticas. Hasta filmaron la llegada del hombre a la Luna. Como se dijo, Kodak inventó la cámara digital para consumidores… ¡y en 1975! Pero por miedo a canibalizar su histórico mercado de rollos, no quisieron jugarse al 100% por ellas. Ese fue el principio del fin: varios años después, en 2012, llamó a concurso de acreedores. Se recuperó a fuerza de despedir miles de empleados, reducir y focalizar su negocio y tomar más deuda de importantes bancos.

Muy lejos de los años de gloria, ahora Kodak se sube a la moda del bitcoin e intenta ser relevante otra vez. El tiempo dirá si ahora sí "la vieron a tiempo".

Te puede interesar