Un adicto a la violencia y condenado por toda la comunidad punk: quién es "Largo", el principal acusado de asesinar al baterista de Superuva

Nacionales 07 de febrero de 2018 Por
Cristian Ariel Genez es el principal señalado por el asesinato del músico Juan Ledesma. La historia de un joven que antepuso la violencia sobre sus actos solidarios con los más necesitados. "Los punkis no somos asesinos, y ahora por lo que hizo este pibe nos meten a todos en la misma bolsa", se lamentó uno de sus amigos de la juventud
presunto_asesino_juan_superuva1.jpg_1531137153

Algunos lo llaman Cristian. Otros se refieren a él como Ariel. Aunque la gran mayoría lo conoció por su apodo, "el Largo". Sus conocidos lo catalogaron como una persona demasiado pasional, dispuesta a llevar las situaciones hasta un extremo. Y así, esa pérdida de control en la que se veía preso ante cada uno de sus ataques significó una bisagra en su vida y en la de decenas de personas amantes de la música punk. Fue poco antes del amanecer del domingo en la puerta de un pequeño bar de Quilmes.
En la noche del sábado, Cristian Ariel Genez, alias el Largo, acudió al bar Don Pedro para presenciar uno de los cientos de shows de bandas punk a los que fue a lo largo de sus 36 años. Él no fue a ver a Superuva, el grupo principal de la fecha. De hecho los aborrecía.Los consideraba una agrupación que se había vendido al sistema, que había traicionado los valores de la cultura punk. Estaba allí para seguir a Sabandijas, una agrupación pequeña a la que había conocido años atrás.
Una vez que terminaron todos los shows y en medio de una situación de violencia extrema que todavía nadie puede terminar de explicar, la mayoría de los testigos describieron cómo el Largo asesinó a puñaladas con una navaja a Juan Manuel Ledesma, el baterista de Superuva. Sin un motivo real aparente. Preso de uno de sus nuevos ataques de ira, terminó una vida de un modo abrupto y arruinó definitivamente la de muchos otros. Su arresto de violencia fue suficiente para borrar todas las muestras de lealtad y solidaridad que había gestado a lo largo de su vida con los más cercanos.

Dentro del ámbito del punk y el círculo cercano del protagonista hay un clima de temor y escepticismo. Ninguno de los amigos de Genez a los que contactó Infobae quiso que se revelara su verdadera identidad (por eso se utilizarán nombres ficticios). Hay miedo a posibles represalias. El diálogo con la prensa está catalogado como un síntoma de traición dentro del ámbito interno de este movimiento cultural. Para muchos representa una suerte de rendición ante el sistema.