Aguantar febrero hasta la soja de marzo: la estrategia oficial con el dólar

Economia 12 de febrero de 2018 Por
ESPERAN EN EL PALACIO DE HACIENDA PARA ESTE AÑO NO MENOS DE U$S25.000 MILLONES - La divisa a $20 con una expectativa de $22 promedio para todo 2018 sería, para el Gobierno, suficiente incentivo para acelerar en marzo la liquidación de los exportadores.
not_912124_11_220310_m
Confianza. La deposita el ministro Nicolás Dujovne en lo que ocurra a partir de marzo con la liquidación de exportaciones.

ÁMBITO: No se lo reconocerá públicamente, pero en el gabinete económico se sienten cómodos con un dólar a algo más de $20. La única duda, no menor obviamente, es el temor a que el alza vuelva a desplazar hacia arriba la inflación, aún más que lo calculado por el Gobierno. La estrategia será ahora sostener el precio en los niveles actuales (vendiendo divisas para evitar "sensaciones de corridas cambiarias", según la versión oficial) y esperar la gran esperanza del macrismo: que, a estos precios, desde marzo comience a llegar con velocidad el factor más esperado por cualquier Gobierno que quiera combatir presiones sobre el valor del peso. Según los datos que se manejan en el Palacio de Hacienda que conduce Nicolás Dujovne, los sojeros deberían liquidar durante este ejercicio unos 25.000 millones de dólares, gran parte de los cuales tendrían que llegar en los primeros días de marzo. Algunos funcionarios hablan incluso de hasta 30.000 millones de dólares.

Hasta marzo, y según la definición de un alto funcionario del Gobierno, habrá que "aguantar los trapos. Tenemos con qué".

Hasta diciembre de 2017 el humor del Gobierno con los sojeros no fue el mejor. Desde el primer día de gestión de Mauricio Macri, se esperó "un gesto" desde los hombres del campo (en realidad, los exportadores) que, según los datos finales, no llegó. Al menos con la intensidad que se esperaba desde el macrismo. En el primer año de gestión macrista se liquidaron unos u$s23.910 millones, lo que significó un 21,4% más que en 2015 y representó la tercera marca histórica. Igual el Gobierno no terminó conforme porque se calculaban unos u$30.000 millones. El mismo pronóstico se definió para el año pasado, y los resultados fueron peores. Según la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), el año pasado la liquidación de divisas por parte de las empresas exportadoras de cereales, oleaginosas y derivados cayó un 10,5% en 2017, hasta los u$s21.399 millones, a pesar de la cosecha récord.

Lejos de enojarse, el macrismo renovó su esperanza con el campo. La interpretación oficial es que la cotización de la divisa durante todo el año pasado mantuvo un retraso cambiario importante, que invitó más a la silobolsa que a la liquidación de divisas. La situación era particularmente palpable a comienzos del año pasado, momento en que la cotización del dólar navegaba cerca de los 15,50 cuando debía ubicarse más cerca de los 19 pesos, siempre según la visión sojera. 

La situación sería diferente ahora. Con un dólar en marzo por encimad e los $20 y una proyección para todo el año de $22 promedio y un estimado a diciembre de $24 (según el cierre del Rofex del viernes), el precio sería actualmente lo suficientemente atractivo como para no especular más con mejores valores de la divisa. El análisis oficial, en perspectiva, habla de cierta seguridad en que la oferta de dólares hacia marzo abastecerá lo suficientemente la demanda interna, que servirá para terminar con la tormenta cambiaria de comienzos del año. Más teniendo en cuenta, siempre según la interpretación oficial, que las causas de aumento estacional de la demanda por motivos estivales terminarían para marzo y le permitirían a la conducción económica un manejo más tranquilo del tipo de cambio. Para el Gobierno, la única variable que se reconoce no está en condiciones de dominarse es la crisis internacional y la voluntad de los inversores locales de salir de los pesos y apostar a los dólares. Igualmente se considera que tal decisión es "un error". 

¿Qué sucederá hasta marzo, cuando supuestamente lleguen los dólares sojeros? El macrismo confía en que la acción directa sobre el mercado desde las entidades oficiales será suficiente para que los operadores que apuestan a una escalada del tipo de cambio comiencen a considerar que, esta vez, la decisión es intervenir y sostener los valores actuales. O al menos que no haya una escapada acelerada.