Cuestionan el Monumento a Monzón

Provinciales 14 de febrero de 2018 Por
SANTA FE. El movimiento Ni una Menos de Santa Fe realiza un acto de repudio en el aniversario del femicidio cometido por el boxeador en 1988, frente a la estatua emplazada en la costanera santafesina.
ro05fo0113.jpg_1572130063
Monumento a Carlos Monzón en la costanera de la Capital santafesina

El 14 de febrero de 1988 Carlos Monzón asesinó a Alicia Muñiz. A 30 años del femicidio, la instalación de un monumento al boxeador en la costanera santafesina resiste una polémica. ¿Puede un femicida tener semejante homenaje a pesar de sus logros deportivos? ¿Cuál es el significado simbólico de su presencia y la de otras esculturas para el transitar de la mujer en la ciudad? Estos y otros interrogantes se hacen las integrantes de Ni una Menos Santa Fe que este miércoles a las 19 llevarán a cabo una concentración para repudiar la figura del boxeador santafesino eternizada en la piedra y abrir un debate acerca del uso de los espacios públicos.

“El monumento a Monzón es el más alto, es inmensamente gigante. Es el monumento a un boxeador y no lo cuestionamos porque es reconocido mundialmente pero se trata de un femicida”, planteó Estela Vallejos de Ni una Menos Santa Fe en un programa de Radio 2, quien apuntó también a que la costanera es para las mujeres una zona de peligro: “Mientras que los varones pueden sufrir como mucho un robo, caminar o andar en bici por ahí para las mujeres puede significar ser violadas, allí la mujer sufre una vulnerabilidad extrema”, indicó.

“Cada 28 horas una mujer es asesinada por ser mujer en nuestro país. Lo que queremos es poner en debate cómo debe funcionar el espacio público”, remarcó.