Asueto sin límite por decisión de jefe comunal para evitar un paro de actividades

Regionales 02 de noviembre Por
Según se alegó, es para “preservar la paz social” en el pueblo. Los huelguistas desmienten tales argumentos
paro-900x470

El gobierno comunal de Timbúes, que encabeza Amaro González, decidió que, desde hoy 1º de noviembre, se dispone un asueto administrativo para todos los agentes comunales.

La medida, algo habitual para las gestiones municipales y/o comunales, tiene, en este caso, una doble curiosidad: por un lado, el decreto que reglamento dicho asueto no tiene fecha límite, es decir, que comenzó a regir desde hoy, pero no se sabe hasta cuando se extenderá, y por el otro, que responde a un paro de actividades iniciado desde la semana pasada por un grupo de trabajadores que rechaza el despido de dos compañeros y la efectivización de menos de otros cuarenta.

El comunicado firmado por el presidente comunal, Amaro Gonzalez, indica:

expresa que, debido a los acontecimientos sucedidos,  la comisión comunal, en pleno uso de sus facultades, resuelve:

Artículo 1: Declárese Asueto Administrativo para la Comuna de Timbues para mantener y preservar la paz social a partir del miércoles 1 de noviembre del presente año 2017 y hasta el levantamiento y declinación de la medida de fuerza adoptada por un grupo de empleados comunales.

Artículo 2: Que el asueto se hace extensivo a todas las actividades comunales, salvo aquellos sectores de servicios esenciales que continuarán desarrollándose en forma normal y habitual.

Según la versión del gobierno, los huelguistas respondieron con “violencia” a los intentos de mediación, con lesiones físicas incluidas, y por lo virulencia de tales conductas es que se determinó lo ya señalada para proteger al resto de los agentes comunales de posibles ataques y/o acciones similares.

“La medida de fuerza es impuesta por un minúsculo número de trabajadores”·, alegaron desde la Comuna, y ratificaron que la cesantía de los dos agentes indicados respondió a que tuvieron ausencias injustificadas: “faltaron 35 y 57 días, respectivamente, a sus puestos laborales durante el último año, sin justificación alguna”.

 “Pese a los esfuerzos de lograr una solución entre las autoridades constituidas y el sindicato que representa a los trabajadores, los reclamantes no cesan en su infundada actitud de no permitir la realización de tareas por parte del resto de los empleados”, concluyeron en señalar.

Tales aseveraciones fueron desmentidas pro los agentes comunales que mantienen la medida de fuerza, quienes se expresaron a través de un comunicado de prensa, que dice:

 “Vecinas y vecinos de Timbues, queremos dar a conocer y desmentir los motivos por los cuales hoy la administración comunal ha decretado asueto indeterminado, afectando a todos los servicios que brinda dicha comuna. Somos trabajadores que venimos reclamando derechos que nos asisten y no son atendidos por la actual administración, exigiendo la reincorporación de dos compañeros injusta e ilegalmente despedidos, irresponsablemente injuriados públicamente para justificar sus negligencias. También hacemos mención que se termine con la persecución política e ideológica de los trabajadores”, describieron

“Todo esto nos obligó a tomar medidas de fuerzas para hacer oír neutros reclamos. Esto no tiene nada que ver con la decisión tomada por la actual gestión de decretar asueto indeterminado, afectando a todos los demás servicios habituales que brinda; es sólo responsabilidad del actual presidente comunal que estos no se lleven a cabo”, acusaron.

“Nuestros reclamos son de forma pacífica y apostando al diálogo, sin ningún hecho de violencia, amparados en derechos constitucionales y en legislación vigente”, concluyeron.

Lo cierto es que, desde hoy, y hasta vaya uno a saber cuando, la actividad administrativa en la Comuna de Timbúes queda paralizada, y lo mismo sucede con la mayoría de los servicios.

Te puede interesar