A fin de año habrá 20 marcas chinas de autos

Economia 14 de abril de 2018 Por
Esta semana se presentó una nueva. En mayo llegarán dos más. Representan hoy el 2% del mercado pero esperan duplicarlo en dos años.
marcas chinas

ÁMBITO: Las marcas chinas de auto no dan descanso en el mercado argentino. Todos los meses, al menos en los últimos seis, se conoce la llegada de alguna nueva automotriz. Hasta hace tres años y desde el 2008, sólo Chery -importada por el Grupo Macri- era el único exponente de la avanzada "amarilla" pero desde el cambio de reglas de juego que provocó el Gobierno actual, tuvieron una expansión sin precedentes. Esta semana se produjo el arribo de una nueva -Shineray- y ya son diez las que están comercializando en el país. Sin embargo, en lo que queda del año llegarán a 17, con la posibilidad de alcanzar las veinte si se confirman algunos desembarcos que están en carpeta.

En la actualidad representan el 2% de todas las ventas pero esperan a duplicar la participación hacia el 2020. Y eso que China no decidió aún salir a "conquistar" nuevos mercados. Con una producción de 30 millones de unidades, sólo envía al exterior poco más de un millón. Está lejos de ser uno de los sectores en los que es fuerte en exportación por lo que su potencial no tiene techo. En la Argentina, por desconocimiento, desconfianza y lejanía, siguen siendo un dato curioso aunque con la expansión actual, tarde o temprano, serán competencia seria para algunas marcas tradicionales. A fuerza de variedad de productos, buen equipamiento y precios atractivos, están seduciendo el gusto de una parte de los consumidores locales.

A Chery se le sumaron competidores como Lifan y Geely. En el caso de Lifan, en dos años logró patentar 3.000. Estas tres marcas señalaron el camino. Después arribaron Fotón (pick-ups), JMC, Donfeng (camiones) del grupo Ralitor que también importa Shineray (utilitarios), el Grupo Belcastro con BAIC (SUV y eléctricos) y Socma con DFSK (utilitarios) y JAC (pick-ups y SUV).

En mayo llegarán dos más, esta vez de la mano de Manuel Antelo. Se trata de Haval (SUV) y Great Wall (pick-up). Hacia fin de año, sumará Changan (SUV). También está en trámites para comercialización la marca FAW de autos y utilitarios. El Grupo Iraola -dueña de la autopartista Corven- tiene cinco marcas que irá lanzando en los próximos meses. Una es Fotón Aumark que produce camiones medianos. Después dos marcas de buses: King Long y Zhong Tong. A esto sumarán otras dos de autos de las que aún no trascendieron los nombres. Sólo que una será de vehículos convencionales y la otra de eléctricos. Por otro lado, el empresario Sasson Attie está negociando con distintas provincias - entre ellas Buenos Aires- la radicación de una planta para producir buses de la marca BYD. 

Los que está provocando la avalancha de vehículos chinos es el crecimiento de las concesionarias. Al necesitar construir sus propias redes, de a poco van apareciendo nuevos locales.