Blindaje anti-turismo: ya rechazaron a varios automovilistas de Buenos Aires

Regionales 08 de julio de 2020 Por Lucas Bruscaglia
Este miércoles al anochecer, tras unas pocas horas del operativo provincial especial, había una decena de vehículos que debieron regresar a su lugar de origen por no contar con el permiso correspondiente. Se busca evitar la propagación del coronavirus
control ingreso

El operativo de blindaje anti-turismo que comenzó a implementarse este miércoles en los accesos a la provincia de Santa Fe, en la víspera del fin de semana largo y en plena pandemia de coronavirus, comenzó a dar sus primeros resultados por la noche cuando ya había una decena de vehículos provenientes de Buenos Aires que no cumplieron los requisitos para ingresar y debieron regresar a su lugar de origen.

Apostado en el peaje de la autopista Rosario-Buenos Aires altura General Lagos, el móvil de Telenoche (El Tres) constató que pasadas las 20 eran unos diez los coches, sobre todo livianos, cuyos ocupantes no tenían certificación para circular o no eran trabajadores esenciales ni viajaban por motivos de salud.Candini, Echevarne y Puignero (2)

 

Así lo expresó el subinspector Jorge Salto, jefe del operativo en el lugar, y separó que “los transportistas por lo general tienen el permiso y circulan”, aunque también son expuestos a revisiones sanitarias.

“Estamos blindando nuestra provincia para poder seguir como hasta ahora –en cuanto al control de propagación del covid-19–, por eso se pide documentación personal y permiso para circular. Si no lo tienen, se tienen que volver”, señaló el funcionario.

En ese sentido, el gobierno provincial avisó que entre este miércoles a las 17 y el domingo a las 20, sólo pueden ingresar a la provincia transportistas y personas con permisos de circulación con fines médicos o asistencia de familiares enfermos con documentación respaldatoria.

 
La medida de control excepcional es para evitar contagios de covid-19 provenientes de distritos como provincia de Buenos Aires y sobre todo la región del Amba, la más complicada por la pandemia en el país.

En otras circunstancias, muchos hubieran aprovechado los cuatro días sin obligaciones para un viaje relámpago a Rosario o la región, pero en medio de la crisis por el coronavirus, la provincia aclaró que este fin de semana largo no tiene fines turísticos.

Para controlar los ingresos y el flujo de personas, la policía recibió 200 celulares para verificar los códigos QR que figuran en los permisos de circulación.

Durante la jornada también había operativos similares en los accesos a Rosario, con especial atención sobre vehículos provenientes de Buenos Aires y Caba, e incluso municipios como Funes y Roldán dispusieron controles exhaustivos en sus ingresos a fin de evitar que ingresen turistas o personas que no residen allí

Te puede interesar