Caen las ventas de instrumentos musicales y se multiplican los cierres y despidos

Nacionales 09 de octubre de 2018 Por
Las ventas de los instrumentos musicales se desplomaron 50%. Las fábricas tuvieron que cesantear a unos 450 trabajadores, el 20% del plantel total. Crisis.
guitarras

INFO GREMIALES: El sector de los instrumentos musicales no escapa a la crisis generalizada de consumo y enfrenta una fuerte caída en las ventas de casi el 50%, tanto en artefactos producidos en Argentina, como en importados.

Según relató BAE Negocios, sólo los fabricantes ya despidieron a 450 trabajadores, el 20% de su personal.

Además explicaron que los importadores están cerrando locales y tienen los depósitos fiscales colapsados de mercadería e instrumentos que no pueden retirar por falta de liquidez.

Entre pymes y grandes marcas suman 240 empresas que se dividen en dos entidades. La Cámara Argentina de Fabricantes de Instrumentos Musicales (CAFIM) reúne a 200 socios, desde luthiers a pequeñas empresas, y la Cámara Argentina de Instrumentos Musicales, Audio, Video e Iluminación (CAIMAVI), que agrupa a cuarenta representantes o distribuidores que concentran el 85% del mercado.

Lorena Medina, presidenta de CAFIM, le explicó a BAE Negocios que “la caída en las ventas comenzó hace dos años, con un 15%; siguió en 2017, con una baja del 20% y ahora estamos en un descenso del 40%”.

Al hablar de los motivos, la directiva informó que “a la baja del consumo e inflación, se suma el ingreso de productos importados a muy bajo costo. Tuvimos que dejar de fabricar los instrumentos de nivel inicial y dedicarnos a la línea profesional. No podemos competir con los asiáticos, este gobierno hizo una gran apertura de la importación y fue totalmente desmedida”.

La esquina del albañil

Diego Carullo, presidente de CAIMAVI, se para en la vereda de los importadores. La entidad agrupa a marcas de la talla de las guitarras Gibson o las acústicas Taylor. “Nuestro sector está paralizado con la devaluación y la incertidumbre del dólar, nuestros asociados registran una caída en las ventas del 50% comparado con el 2017. Los depósitos fiscales donde está la mercadería que aún no ingresó al mercado están colapsados. Se están dejando los contenedores y embarques por falta de liquidez”, le dijo al mismo diario.

“Se rompió la brújula, el financiamiento y la cadena de pagos. No hay plata para cubrir las importaciones. Comenzó en abril, pero septiembre fue uno de los peores meses. Los socios cierran locales, ya que no pueden competir con el comercio electrónico. En los últimos seis meses, la venta está en caída libre”, explica Carullo.