¡¡¡PELIGRO!!! HOSPITAL

Locales 11 de octubre de 2018 Por
Gisela, indignada con el Hospital Granaderos a Caballos, relató el mal momento que pasó cuando acompañó a su madre para ser atendida tras sufrir un accidente de tránsito.
hospital-granaderos-caballo_0

"Esta semana me tocó visitar el Hospital Granaderos a Caballos de la ciudad de San Lorenzo porque mi madre tuvo un accidente de tránsito (nada grave, su salud está bien). Durante las visitas a dicho hospital he observado muchas cosas las cuales me parece que todos (o la mayoría) sabemos que pasan pero también siento que todos nos resignamos a ello o que no nos importa porque no nos toca quizás directamente.
El lunes 8/10 usamos el ascensor del hospital (por el momento, luego del accidente ni mamá no puede subir escaleras) y noté rápidamente que la puerta interna del ascensor no cerraba correctamente, exponiendo así peligrosamente a cada individuo que necesite usarlo (tanto al personal del instituto como a los pacientes). En el día de hoy ya colgaba un cartel que decía “NO FUNCIONA” a lo cual me pareció buena idea hasta que vi a un señor mayor que intentaba subir al primer piso utilizando muletas... Me pregunté qué pasaría si tuvieran que subir o bajar a alguien de urgencias mientras el ascensor está sin funcionar...me pregunto también cuánto tiempo pasará para que vuelva a funcionar.
Otro detalle: los baños. Las puertas de los baños tanto de hombres como el de mujeres que se encuentran en la planta baja NO CIERRAN. Hay un cartel que dice “APOYAR” como para indicar que quizás si la forzásemos puedas cerrarla pero no sabemos si podes abrirla. Básicamente estarías haciendo tus necesidades con la mirada fija al mínimo movimiento de la puerta para poder gritar “OCUPADO!!” ", expresó Gisela.
Por su parte, en relación a la atención del personal, expresó: "Es increíble la cara de orto que tienen las personas que trabajan allí, empezando por los administrativos e incluyendo a médicos. Les sugiero a quien no me crea que se de una vueltita por el hospital y vea el personal. Pero hasta pareciera que odian su trabajo. Ni hablar del trato que tienen hacia la gente. Para sacar un número tenés que ir a las 4 o 5 de la mañana y esperar a las 7am a que comiencen a entregar los turnos. Si tenés suerte y hay sistema es más rápido. El lunes pasado mi vieja tenía que ir para hacerse unos análisis. Obvio que no había sistema así que nos mandaron a todos los que estaban para análisis a esperar en el primer piso en la oficina en donde se hacen extracciones que allí nos darían los turnos. Las señoritas que estaban dentro de la oficina con las cortinas cerradas esperaron hasta contarse todo lo que habían hecho el fin de semana antes de atender a la gente que estaba esperando desde hacía más de 2hs. Cuando se les terminó la charla decidieron abrir cortinas y atender con sus ya características caras de oler pobres (porque por lo que logré captar, les cambia la cara frente al paciente, al pobre, a la gente sin recursos, porque no es la misma cara si se cruzan a un médico por ejemplo).
PARA REMATARLA: LOS MÉDICOS... Mi vieja fue atendida en traumatología hoy por el doctor N. Sanchez Widmer (mat Número 7400). El señor debería de haber empezado a atender a las 8am. Llegó 8:30hs. Fuimos atendidas a las 11hs porque en el medio el doctor se tomaba sus recreitos y nos dejaba esperando. A la hora de entrar le preguntó a mi mamá lo que le había sucedido. Mi madre le cuenta el hecho y comenta sus dolores al pisar, etc. El médico (siempre sentado en su escritorio) dice “No tenés nada” SIN REVISARLA!! Hizo un certificado que fue atendida el día de la fecha y la dejó ir, sin más, sin mirarle su pierna, sin tocarla. A ojo el ya supo que mi mamá “NO TENÍA NADA”.
Gisela, en su relato en las redes sociales, culminó: " Más allá de todo esto, sinceramente me da mucha pena por lo qué pasa la gente que día a día necesita del hospital público por no tener obra social. Se ve claramente cómo son tratados con indiferencia y menosprecio. Lamento muchísimo tener que vivencias todo esto pero lamento aún más la clase de personas que están al servicio de la salud en el HOSPITAL GRANADEROS A CABALLOS DE LA CIUDAD DE SAN LORENZO"