Se robaron 700 mil pesos y maniataron a los empleados

Policiales 12 de marzo de 2019 Por
CAPITAN BERMUDEZ. El jefe de la comisaría, Mauricio NOWICHI, relató por FM 93.5 el trabajo realizado por la policía.
COMISARIA CAPITAN BERMUDEZ

Dos delincuentes ingresaron con la excusa de pedir trabajo y se llevaron el dinero que había para ogar sueldos en una empresa de montajes de la ciudad.
El parte policial dice textualmente:
Policía de la Provincia de Santa Fe
Unidad Regional XVII San Lorenzo

Fecha: 11/03/2019

Jurisdicción: COMISARIA 2º Capitán Bermúdez

Hecho: ROBO CALIFICADO

Victima/Denunciante: Liliana G., 60 años,

Imputado/Involucrado: dos masculinos mayores NN

Sustracción: dinero en efectivo y un celular LG K6 o K8

Circunstancias:
Relato: Que soy empleada de la empresa ACR maquinarias, y me encontraba en las oficinas de San Roque 492 trabajando con otro empleado Emilio M., ya que momentos antes se había ido el Ingeniero Ramón T., avisando que había dos personas afuera que querían dejar unos curriculum, dejando las puertas de reja sin llave, eran las 16.15 hs, por lo que Emilio me dice “deja que los atiendo yo”, entonces seguí trabajando. Entran dos personas que le dan un papel como si fuera un curriculum y enseguida lo empujan sin que se caiga y lo llevan hacia atrás hacia el armario, a él, ahí lo hacen agacharse y bajar la cabeza, y a mí me hacen tirar al suelo. Uno me ata muñecas y pies con alambre, pidiéndome que no mire, y les mostré las manos como señalando que no tenía nada para defenderme. Uno decía “viejo sabemos que hay plata acá, decinos donde” Emilio les señalo el ultimo cajón de la cajonera de hierro, la abren y sacan el dinero que había allí en una cajita, pero no veía lo que pasaba por miedo. No conformes con lo que allí había decían “dale que hay más plata” yo atine a decirles que no había más dinero, que ya habíamos pagado a los empleados, pero no me contestaron, sentí que se movían por el local, y luego de diez minutos quizá, al sentir que se iban por la misma puerta, levanto la vista, y noto que faltaba mi teléfono del escritorio, y mi cartera abierta donde me han sustraído un par de lentes de sol “Rusty” y algo de dinero que tenía dentro, unos $300. Veo que Emilio estaba también atado, pude desatarme los pies y levantarme, me fui a la reja y le dije a alguien que pasaba caminando lo que paso, me ayudo a desatarme, el me decía que con una tijera era complicado cortarlo ya que era alambre, también ayudaron los chicos de la carnicería lindante a desatar a Emilio, algunas de estas personas quizá llamo a la Policía.Que no vi en que llegaron o se fueron los ladrones. Que quien me ata a mí a entender era una persona adulta, de unos cincuenta años, tenía ropa fea o sucia, pero no se describirla, no sé si eran jeans u otra tela, tenía zapatillas marrones sucias, con la cara descubierta pero no le preste atención a nada más, no podría reconocerlo, del restante no vi nada ya que apenas entraron mire hacia abajo, solamente mire cuando dijeron que había gente con curriculums, que alguien en la vereda tenía un casco puesto el cual no puedo describir, pero como yo no los iba a atender deje de mirar. Que desconozco la cantidad de dinero que había en ese cajón, solamente cada quince días se pagaba allí, pero yo no realizaba los pagos, los cuales siempre se hacen los viernes, pero como no había dinero se iba a hacer el día de hoy.