Presión fiscal bajó por primera vez en 15 años

Economia 08 de marzo de 2018 Por
Según IARAF en los dos últimos años se pagaron menos impuestos al Gobierno nacional y se espera que en 2018 siga la tendencia.
not_914620_08_001922_m

ÁMBITO: La sensación es que se siguen pagando cada vez más impuestos, pero según un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), la presión tributaria del Gobierno nacional bajó por primera vez en 15 años. En 2016 y 2017 cayó 1,4 y 2 puntos porcentuales desde el pico del 26,3% del PBI de 2015, el último año del Gobierno kirchnerista. El instituto dirigido por el economista cordobés Nadín Argañaraz destaca que en el bieño pasado se registraron "ligeras reducciones" del indicador. Esos años bajó al 24,3% y el 24,9%, en forma respectiva.

La menor presión del fisco nacional sobre la economía de esos años se vincula con la reducción de la recaudación del Impuesto a las Ganancias y de los Derechos de Exportación, más conocidos como las retenciones. Según explica el IARAF, el primero de los dos gravámenes redujo su participación en la recaudación total en 1 punto del PBI, mientras que el segundo se retrajo 0,65%. Como esas caídas no se compensaron, en los dos años el IARAF registra que los ingresos fiscales del Gobierno nacional disminuyeron cuando se deflacta la inflación.

El informe privado señala que "descontando la inflación a lo largo del período, la performance de la recaudación tributaria nacional en términos reales fue del -1.8% y -0.8%, en 2016 y 2017 respectivamente para el total de recursos". En cambio, si se considera la recaudación neta del blanqueo anunciado en 2016, se habría registrado una caída del 6,6% y en 2017 un recupero del 2,8%. Pero el estudio señala que más allá la mejora observada el año pasado si se analiza el período acumulado de los dos años anteriores "la recaudación real evidenció una caída del 2,5% y neta de blanqueo del 4%".

Para el IARAF es de esperar que en 2018 se puedan "registrar nuevas reducciones en la presión tributaria y cambios en la estructura de la recaudación nacional". Todo ello, vinculado a la reforma tributaria aprobada por el Congreso en 2017, que prosigue con rebajas en Ganancias, Seguridad Social y el Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios.

De acuerdo con datos de la Administración Federal de Ingresos Públicos, el año pasado el fisco logró juntar por todo concepto $2.537.661 millones, es decir, $574.276 millones que en 2016. De ellos $555.023 millones aportó el Impuesto a las Ganancias, mientras que las retenciones hicieron lo propio por $66.121 millones. En tanto que el denominado Impuesto al Cheque registró ingresos por $172.838. Se trata de los dos años de gestión del renunciante titular del organismo Alberto Abad.