El Gobierno y la UIA se reunieron para acordar una tregua

Política 12 de marzo de 2018 Por
Representantes del Gobierno y la cúpula de la UIA, sostuvieron una reunión en la que ambos sectores sumaron gestos de "distensión" luego de los cortocircuitos que protagonizaron la semana pasada.También avanzaron en la elaboración de una agenda de trabajo para encarar los temas en los que hay diferencias.
2646402h688
Marcos Peña y Francisco Cabrera, durante una reunión con los miembros del comité ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA) - (LN/Fernando Massobrio)

"Nunca exigimos a los industriales que inviertan. Ellos lo harán si ven que hay rentabilidad", dijo el ministro de Producción, Francisco Cabrera a los periodistas acreditados en la Casa Rosada luego del encuentro. Invirtió, de ese modo, su propia frase de la semana pasada, cuando pidió a los hombres de empresa que "no lloren más e inviertan". Para Cabrera, "hubo muchísimas coincidencias para trabajar juntos, no había un problema y sigue sin haberlo", dijo el ministro.

A su lado, el titular de la UIA, Miguel Acevedo, compartió el optimismo, habló de una "nueva etapa" para una Argentina "que necesita ampliar mercados", y se comprometió a avanzar en "el trabajo en conjunto" las mesas de trabajo sectoriales, a las que-según Cabrera-se comprometió a asistir el propio presidente Mauricio Macri, que finalmente no pasó a saludar a los invitados. "Son mesas que ya están constituida, y el Presidente va a participar, aunque aún nos falta confirmar las fechas", dijo Cabrera a La Nacion. "Vamos a tratar de trabajar más en conjunto para ir resolviendo los temas difíciles", dijo Acevedo, gratamente sorprendido porque la reunión "duró mucho más de lo que pensaba". Ambos negaron que las altas tasas confluyan en contra de la producción. "Entramos en un país mucho más abierto al mundo, hay que trabajar en la competitividad para exportar", dijo el titular de la UIA, en crítica a la gestión kirchnerista y a su secretario de Comercio Guillermo Moreno. "Pero esto lleva tiempo", advirtió.

A las 12 en punto, el jefe de gabinete Marcos Peña y Cabrera recibieron en el despacho del jefe de gabinete al titular de la UIA y sus dos vicepresidentes, Daniel Funes de Rioja y Luis Betnaza. Junto a Cabrera estuvieron sus colaboradores Matías García Oliver y Fernando Grasso.

Para el Gobierno, no había lugar para demasiadas sorpresas. "El diálogo con ellos es permanente", repetían.