Cómo evitar que te clonen la información de tu celular

La tecnología avanza y la forma de robar datos también. Algunos tips para que solo vos accedas a tus datos.
computadora

TN TECNO: El mismo día que Laurita Fernández confirmó que se había separado de Federico Bal circularon muchos rumores de un supuesto espionaje: se dijo que la bailarina le había "clonado" el teléfono y podía leer en tiempo real los mensajes. Ella salió a desmentirlo pero, lejos de lo que se cree, es una práctica que puede realizarse en pocos pasos.

La información de nuestro celular, para muchos, es más importante que los objetos de valor que guardamos en nuestra billetera: con la información de nuestro teléfono pueden realizar cualquier tipo de transacción y seguir todos nuestros movimientos. Por eso, hay que tomar muchos recaudos para que nadie pueda acceder a esos datos.

Lo primero que hay que tener en claro es que para robarnos la información mediante una "clonación" deberán tener acceso físico a nuestro teléfono primero. Por eso, es muy importante saber quiénes conocen nuestra clave (en caso de que alguien la sepa) y quién puede utilizar (aunque sea cinco minutos) nuestro celular.

Cuando se clona un smartphone se consigue tener acceso externo a todo lo que se hace en otro dispositivo. La mayoría de las personas solamente quieren acceder a la aplicación de mensajería más popular, WhatsApp. Podrán ver toda nuestra información pero no realizar acciones de forma remota en nuestro dispositivo.

No hay que ser hacker ni un experto: existen varios sitios o aplicaciones que permiten acceder de forma “remota” a WhatsApp. La clave es que, en algún momento, la persona que quiere acceder a toda esta información tiene que tener en sus manos el teléfono que quiere duplicar.

Después, lo que hacen en general estos programas es utilizar la plataforma de WhatsApp Web, la página que permite “duplicar” el contenido del chat en una computadora. ¿Cómo se hace? Con este tipo de software se accede al celular de la “víctima” ([email protected], pareja, hijos), y se escanea un código QR, de la misma forma que se tiene que hacer para entrar a WhatsApp Web.

De esta forma, el “espía” podrá ver en su teléfono, computadora o tablet, todo el contenido de WhatsApp, incluyendo mensajes de texto, audios, fotos y videos. Sin secretos.

Otros programas, más complejos, permiten acceder a todas las funciones del celular. Pero para eso hay que instalar un programa en el teléfono de la víctima y suelen ser procesos más complicados

¿Hay forma de protegerse? Sí. Además de tener el celular con contraseña para que nadie pueda acceder a los programas, también es importante estar atentos en WhatsApp, y chequear si la aplicación muestra que tenemos sesiones abiertas en otros dispositivos.

Esto se puede corroborar en Configuración> WhatsApp Web, donde veremos, si estamos conectados a algún otro dispositivo, “Computadoras con sesiones abiertas”. Si no fuimos nosotros los que nos conectamos, podremos elegir “cerrar todas las sesiones” para que nadie más vea nuestras conversaciones.