La municipalidad impulsa una campaña puerta por puerta.

Locales 05 de junio de 2018 Por
SAN LORENZO. Promotores municipales brindan consejos y recogen información sobre la evolución de los programas de tratamientos de residuos, de aceites vegetales, de pilas y el “Reciclón”. Paralelamente, se realizan charlas en las escuelas de la ciudad.
IMG-20180605-WA0002

PRENSA SAN LORENZO.  En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, la Municipalidad de San Lorenzo comenzó hoy, martes 5 de junio, una campaña informativa sobre los programas de reciclaje que lleva adelante la Subsecretaría de Preservación del Medio Ambiente. En la primera etapa de la actividad, los promotores municipales recorrerán las viviendas aledañas a las 18 estaciones para la disposición de vidrio, papel y cartón.

De esta manera, se brindará información a los vecinos sobre el acceso a los planes de tratamiento de basura domiciliaria, de aceites vegetales, de pilas y de residuos tecnológicos. Además, a través de una encuesta, se evaluará el grado de conocimiento con que cuenta la población, para introducir las mejoras que se consideren necesarias.

La campaña se suma a la realización periódica de charlas en las escuelas de la ciudad, donde se abordan las mismas temáticas.

“Debemos continuar la tarea de concientización. Hemos empleado distintos canales comunicacionales, actividades en las escuelas y  también vamos a hacer un trabajo puerta a puerta, que arrancó por el sector de la plazoleta Favaloro y continuará por otros 17 lugares”, señaló el subsecretario de Preservación del Medio Ambiente, Andrés Stella.

En la actualidad, la ciudad cuenta con 18 isletas en las que los vecinos pueden descartar papel y cartón, por un lado, y vidrio, por el otro. De esta manera, se ordena el trabajo de los recolectores informales que extraen los materiales y el municipio reduce el volumen de basura enviada al relleno sanitario de Ricardone, que le es cobrada por peso.

Además, frente a la Secretaría de Salud y Preservación del Medio Ambiente, ubicada en bulevar Urquiza 1176, está instalado un contenedor en el que se pueden tirar pilas y baterías, a las que les asigna una disposición final adecuada.

Por otra parte, 40 locales gastronómicos de la ciudad se encuentran adheridos a un programa mediante el cual se transforma en biodiesel el aceite vegetal usado.

A mediados de julio se llevará a cabo una nueva edición del programa de reciclaje de residuos tecnológicos “Reciclón”.